Inicio > Internet > ¿Qué es exactamente una dirección IP?

¿Qué es exactamente una dirección IP?

Jueves, 22 de enero de 2009

Si alguien le pregunta si sabe lo que es una dirección IP, usted contestará con seguridad que sí, que claro. “Son esos numeritos que tiene un ordenador, que a veces cambian, y que sirven para… bueno… para… sí, hombre, ¿sabes lo que te digo, no?”. Pues eso. En este artículo trataremos de despejar todas sus dudas sobre lo que es, y para qué sirve, una dirección IP.

Una dirección IP puede considerarse como el DNI de cada máquina conectada a Internet. Es un número identificador único compuesto por cuatro grupos de tres dígitos separados por puntos. Por ejemplo, la dirección IP de uno de los servidores de Teléfonica es 194.179.1.100. Los valores numéricos pueden estar comprendidos entre 1 y 255.

Evidentemente, un número como ese es dificil de recordar para un humano. Si un usuario quiere visitar la página Web de su gimnasio favorito, es mucho más probable que recuerde el nombre www.gimnasiopepe.com que la dirección IP 138.100.10.101. Las máquinas, sin embargo, sienten una morbosa preferencia por las cifras, de manera que, para que podamos entendernos mutuamente, es necesario un mecanismo de traducción. Por este motivo, a cada dirección IP corresponde un nombre de dominio y viceversa. Así, usted no necesita recordar estos números tan feos y largos, sino sólo bonitos nombres de dominios.

Esta traducción entre una dirección IP y un nombre se realiza de forma automática y transparante para el usuario. Aunque no sea consciente, cuando usted teclea una dirección Web en la barra de su navegador, se desencadena una ferviente actividad entre su ordenador y un servidor de nombres. Ése es el encargado de realizar dicha traducción, devolviendo la dirección IP adecuada para la dirección que usted solicitó. Tras ese paso, los datos ya pueden fluir correctamente entre su máquina y el servidor Web que desea visitar.

En general, las direcciones IP pueden ser estáticas o dinámicas. Una máquina con dirección IP estática significa, simplemente, que dicha dirección no cambia con el tiempo. De esta forma, siempre que solicite un dominio concreto, su dirección IP asociada será siempre la misma. Normalmente este tipo de direcciones son utilizadas por servidores Web, pues facilita mucho su gestión.

En contraposición, una máquina con dirección IP dinámica puede tener diferentes direcciones IP en diferentes instantes de tiempo. Es el caso habitual en cualquier hogar con una línea ADSL. ¿Nunca se ha preguntado qué era eso de una dirección dinámica? ¿Una dirección con mucha marcha? No exactamente. En realidad, es un truco de los proveedores de servicio para ahorrarse algunas direcciones IP.

Las IPs se Acaban

En general, las direcciones IP son un recurso escaso, con un número total disponible de aproximadamente 4.000 millones de direcciones a nivel mundial. Pueden parecer muchas, pero si piensa un momento en el gigantesco crecimiento sufrido por Internet en los últimos años, quizás ya no les parezcan tantas. De hecho se están agotando rápidamente, hasta el punto de que se preve que no queden direcciones libres para asignar hacia noviembre de 2010.

¿Y quién asigna estas direcciones?

Pues a nivel internacional, el organismo llamado ICANN (Internet Corporation for Asigned Names and Numbers) es la autoridad que define los procedimientos y requisitos para delegar el uso de direcciones IP. El organismo europeo responsable de ejecutar las directrices de ICANN se llama RIPE (Réeseaux IP Européens) y es éste quien delega finalmente el uso de direcciones IP a los ISPs, proveedores de conectividad IP, carriers IP, …. que deben satisfacer el pago de una cuota anual que depende del volumen de direcciones. A su vez, los proveedores de servicio se encargan de repartir esta cuota de direcciones entre sus clientes, que es la dirección IP que finalmente le resulta asignada a usted para su ADSL.

Ahora estamos en disposición de retomar el truco de las direcciones IP dinámicas. Dado que es un bien escaso, los ISP’s se ven obligados a repartir su conjunto de direcciones. Aprovechando el hecho de que no todos sus clientes se conectan al mismo tiempo a Internet, van asignando de forma dinámica su conjunto de direcciones conforme los clientes las van solicitando. Esta es la razón de que, cada vez que enciende su router, éste obtenga una dirección IP diferente de su ISP.

¿Se está preguntado lo mismo que nosotros? “¿Y qué ocurriría si, por casualidad, todos los clientes de un operador decidieran conectarse todos al mismo tiempo a Internet?”. Pues, efectivamente, que éste se vería en un aprieto, pues no tendría direcciones IP libres para todos sus clientes…

Etiquetas: ,

Internet

  1. yanet
    Viernes, 11 de junio de 2010 a las 18:46 | #1

    pero cuales son los requisitos

Comentarios cerrados.