Inicio > General > Antivirus gratuitos: lo barato puede salir caro

Antivirus gratuitos: lo barato puede salir caro

Jueves, 29 de octubre de 2009

Una de las amenazas en auge es la de los programas infectados que se ocultan como supuestos antivirus gratuitos. Se ocultan en los buscadores y, tras su apariencia inofensiva, se esconden hackers que toman el control de un ordenador . Así acceden a claves y pueden robar números de tarjetas de crédito.

A primera vista, no despiertan ni la más mínima sospecha. Tienen nombres como  “Antivirus 2009″ o “SpywareGuard 2008″, lo que,  al ojo del usuario común y corriente no se diferencia para nada de las típicas herramientas para mantenimiento que han sido lanzadas por la industria de seguridad informática durante años. Pero son lobos con piel de oveja.

Uno de los mayores riesgos que este tipo de programas representa para los usuarios es que, al tener la apariencia de una utilidad inofensiva, las personas suelen accederle permisos administrativos que el software no podría obtener por sí sólo.

De esta manera, los hackers que se ocultan tras estas aplicaciones pueden obtener acceso a contraseñas, información privada e incluso datos bancarios. Y todo esto, con sólo aceptar un mensaje que propone hacer un diagnóstico gratuito del sistema. Alvin Ow, de Symantec, explica el fenómeno: “Las ganancias son la motivación principal para los creadores y distribuidores de este software malicioso, ya que es un negocio, aunque ilegal, muy lucrativo, por lo que se espera que este tipo de amenazas siga merodeando la red, a pesar de los esfuerzos de la industria para contenerlas”.

LO BARATO SALE CARO

Lo peor de todo es que en muchos casos los usuarios caen en “su propia trampa”. Esto, porque debido a los altos precios de muchos de los paquetes de seguridad informática tradicionales, el usuario promedio de PC suele recurrir a la búsqueda de alternativas gratuitas en los buscadores más populares, tales como Google o Yahoo. Pero es precisamente esta la vía que ocupan los atacantes para captar la atención de sus “incautas” víctimas.

Basta anotar “antivirus gratis” en la casilla de búsqueda y entre los resultados se despliegan las páginas que contienen estos programas, como un anzuelo que trata de capturar a un pez. Así, los atacantes logran captar rápidamente la atención de sus víctimas, con la oferta de un programa de mantenimiento rápido y simple sin costo alguno.

Se estima que actualmente existen alrededor de 250 de estas falsas aplicaciones en internet. Se distribuyen a través de spam, en redes sociales como Facebook y Twitter o como banners, en blogs y diferentes portales. Pero no todo está perdido, porque así como existen soluciones de pago, también existen aquellas libres de costo que son completamente legítimas y funcionales, aunque a un nivel básico o no tan personalizable como una opción profesional.

Más info

No hay etiquetas para esta entrada.

General

  1. No hay comentarios aún.
Comentarios cerrados.